Iwoka




 

El objeto que hemos trabajado, va a ser montado, sentado, mirado, hablado, activado, operado en cualquier otra forma, usado por la gente. Cuando el punto de contacto entre el producto y la gente se convierte en un punto de fricción, el diseñador industrial ha fallado. Por otra parte, si la gente se siente segura, más eficiente, más confortable o simplemente más feliz por el contacto con el producto, el diseñador industrial ha tenido éxito.

Henry Dreyfuss

 

Más que muebles 

Todos nuestros amoblamientos personalizados se realizan teniendo en cuenta al cliente, su entorno, su contexto, sus costumbres, su forma de vivir el ambiente, y con los ingredientes que el cliente nos brinda, diseñamos un proyecto para que su vivencia en el ambiente que intervenimos, sea más eficiente, más óptima, más funcional, más ergonómica y en consecuencia, más placentera.